Preguntas Frecuentes

Alicia García Piña - Doctoralia.es

Pincha sobre cada pregunta para ver la respuesta.

El psicólogo es el profesional que enseña a las personas a solucionar sus problemas. ¿Qué entendemos por problema psicológico? Aquel comportamiento que afecta a la forma que el individuo tiene que adaptarse y sentirse bien en el entorno en que vive.

En este sentido, se entiende un problema psicológico no como algo que está en el interior de lapersona, como si de una enfermedad se tratase. Los psicólogos lo que analizamos es el comportamiento, entendido como la relación existente entre un individuo y su medio. Así por ejemplo, decir que alguien tiene “depresión”, no quiere decir que tenga una enfermedad, como si de un virus se tratase, que le hace sentir mal, sino que emite una serie de comportamientos que resultan ineficaces para sentirse bien en ese momento y contexto concreto.

Por tanto, la labor del psicólogo es la de entender porqué se produce ese comportamiento que resulta problemático, de qué claves depende y porqué la persona no lo puede resolver sin ayuda profesional (qué estrategias le faltan, qué estrategias utiliza de forma inadecuada, qué creencias o valores le impiden comprenderlo, etc). Y es esto en lo que consiste un tratamiento psicológico.

Es un profesional de la salud, principalmente psicólogo o médico, que puede abordar los diferentes trastornos psicopatológicos. Se trata de un profesional que ha realizado una formación específica en el área de la Psicoterapía, y en una institución reconocida con programas de formación acreditados, que cumplen parámetros de rigor y de calidad.

Cada persona es diferente y, por lo tanto, reacciona de forma distinta al proceso terapéutico, por lo tanto el número de sesiones que cada uno necesite, dependerá del tipo del problema que se presente y lo arraigado que esté, de las características de personalidad, de la capacidad de aprendizaje, de la actitud ante el tratamiento y de muchas variables más.

Es decir cada persona necesita un número de sesiones distinta, pero cuanto más se trabaje y mejor sea la predisposición al tratamiento mas corto será éste.

TIEMPO: tradicionalmente se considera que la duración normal de una terapia dinámica breve es de 1 a 24 sesiones, aunque en casos excepcionales puede prolongarse. Más que el número de sesiones, lo que define la terapia breve es la actitud de tiempo limitado por parte del terapeuta y del paciente y la importancia de la relación coste-efectividad.

Es un tratamiento científico y de naturaleza psicológica, que a partir de manifestaciones psíquicas o físicas del malestar humano, y a través de distintas herramientas metodológicas, promueve el logro de cambios o modificaciones emocionales, actitudinales, en la adaptación al entorno, y en la salud física o psíquica. Busca, en definitiva, la integración de la identidad psicológica y el bienestar de las personas o grupos tales como la pareja o la familia.

La Psicoterapia Breve es una terapia de tiempo limitado, y centrada en un foco. Estas son las dos características que la diferencian de otras terapias.

Ejemplos de motivos de consulta:

Problemas de comportamiento o adaptación, fatiga crónica, problemas con el sueño, con la alimentación, con el rendimiento escolar o profesional, consumo de drogas, tristeza prolongada, sentimientos de soledad, depresión, ansiedad generalizada, insatisfacción sexual, miedo inmotivado, problemas en la pareja, en la familia, en el trabajo, conflictos en situaciones del ciclo vital, situaciones de crisis, duelos y perdidas afectivas, situaciones de violencia y agresividad, trastornos de la personalidad, cambios en el estado de ánimo, así como cualquier otra situación que provoque malestar, angustia, miedo o sufrimiento.

También cuando percibimos una sensación de malestar o de insatisfacción inmotivada, de forma persistente, aunque muchas veces, la causa que los motive no sea evidente.